Skip to content

Otis también dejó graves secuelas en la salud mental; aumentan casos de estrés y depresión

Acapulco, Guerrero.— A tres semanas de la contingencia por el paso de Otis una de las repercusiones en la población es el aumento de síntomas de estrés postraumático y depresión, así  lo dio a conocer la coordinadora nacional de salud mental y atención psicológica, Diana Hernández.  En entrevista, e

Acapulco, Guerrero.— A tres semanas de la contingencia por el paso de Otis una de las repercusiones en la población es el aumento de síntomas de estrés postraumático y depresión, así  lo dio a conocer la coordinadora nacional de salud mental y atención psicológica, Diana Hernández.

En entrevista, expuso que ante la recuperación de la ciudad y el restablecimiento de servicios básicos el ánimo de la población se encuentra mermado, lo que provoca una situación de estrés tanto en niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad.

“En las y los pacientes que hemos atendido algunos han mostrado síntomas de estrés, estrés postraumático o depresión por el evento, pero es muy importante atender todos los síntomas que las personas puedan sentir porque todavía nos falta tiempo para que se recupere la ciudad y los servicios y eso sin duda puede mermar el ánimo y la salud mental”, expresó.

Explicó que en otras situaciones el miedo tras el desastre es lo que más predomina en los ciudadanos al ya no sentirse seguros en zonas oscuras o al sonar ruidos que les recuerdan a los vividos en la noche que impactó el huracán.

“Algunos y algunas nos llegan a expresar que todavía el miedo se siente, el miedo a la oscuridad o los recuerdos y sonidos que sentían o también nos pueden como fue que se refugiaron en esas horas en ese tiempo para poder sentirse tranquilos”, abundó.

La profesionista comentó que un punto de acuerdo es “el sentimiento de sentirse seguros y de no caer en inseguridades o miedos que desemboquen en malas actitudes”.

Puntualizó que es importante atender los síntomas del estrés como irritabilidad, cansancio y cambio de ánimo para evitar que estos incrementen al grado de convertirse en un problema con consecuencias mayores.

“Todos los acapulqueños se vieron afectados por este desastre algunos en mayor o en menor medida, pero es importante atender la salud mental porque también es importante cuidar esa parte y más ahora que estamos en esta contingencia”, concluyó.

Latest